martes, 12 de enero de 2016

¿30 y qué?

He llegado a los 30 años sí, es más, en mi caso ya los he pasado y sólo observo los cambios tan grandes que hay en la sociedad.
Cuando eres mujer y llegas en esta época a los 30 años ya empiezan las prisas para ti y para todo ser viviente que te rodea, ya sea el vecino, un compañero de trabajo, el frutero o la cajera del súper, porque no vamos a empezar a nombrar a la familia.
*Década de los 20:
Esos son los 10 años de tu vida en los que te dedicas única y exclusivamente a ti. Aunque la verdad es que no son 10 años, la verdad es que empiezas bastante antes, pero no vamos a recordarlos por si aparece el "monstruo" que llevan las madres dentro para poder llevar por el buen camino a los adolescentes.
A lo que íbamos, cumples 18 años y te crees que te vas a comer el mundo, sales los fines de semana, te buscas un trabajo para poder ser más independiente aunque no del todo porque siempre vas a escuchar: "mientras vivas bajo mi techo se hace lo que yo digo". Ya puedes ir a cenar, comprarte ropa, tomar café con las amigas y hacer todas esas cosas que ves en la tv porque te crees que eres mayor.
Y de repente... se te viene el mundo encima...
*Década de los 30:
Ya tengo 30 años, así que ya soy mayor, me tengo que independizar porque no puedo seguir viviendo en casa de mis padres, me vuelvo loca buscando pisos, pero lo que encuentro no me gusta o son  muy pequeños y para colmo me doy cuenta de que mi sueldo no da para que viva una persona sola, da para que sobreviva una sola persona.
El  caso es que al final después de tanta búsqueda una consigue algo con lo que se conforma y se queda tranquila. Te sientas en tu sofá "nuevo" (por lo menos con la colcha que le pones por encima disimula) y descansas aliviada, por lo menos ya tienes piso de soltera.
Siguiente mes, es hora de pagar el alquiler, los gastos de agua y luz y hacer la compra... ¡Suerte! hay que poner todo el empeño del mundo para ser una crack en estas matemáticas domésticas.
Y vuelta a no estar tan tranquila como cuando te sentaste en tu "nuevo" sofá... Cuando llevas un tiempo en esas condiciones te adaptas de tal forma que ni tú misma sabes cómo lo haces, pero surge otro tema en discordia para las treintañeras... La pareja...
Crees que tienes que buscar una pareja en unos... 7 años como mucho... Puede parecer poco tiempo, pero si te pones a pensar... llevas casi unos 15 años sin encontrar a la ideal. Como es un tema delicado lo vamos a dejar para escribir única y exclusivamente de eso.
Hazte a la idea de que consigues una pareja estable, de carácter normal y "corriente". Empiezan a conocerse y la cosa va bien, así que es hora de la convivencia... Si hay que dedicarle una sola entrada al tema de buscar o encontrar pareja al de la convivencia habrá que dedicarle dos.
¿Y qué viene después de encontrar pareja, convivir y tener un trabajo estable?
¿Perdona? ¿Trabajo qué?
Sí, ahí le has dado, trabajo estable... dícese de... un puesto en una empresa llamada X en la que te partes literalmente la espalda y te dejas la vida para cobrar... ahí lo dejo, porque la chispa de mujer se va a prender tanto que puedo incendiar el blog.
En fin, siguiente paso de esta década... Ser o no ser madre... he ahí la cuestión.
La maternidad es una elección y no una obligación, cada una decide si quiere tener hijos o no... cosa que no les suele quedar muy clara a los futuros abuelos, pero al final ellos siempre respetan tu decisión porque te quieren y aunque sus décadas son totalmente distintas, siempre hay algo en común, el amor por uno mismo y por los demás.