martes, 26 de julio de 2016

Pasta a la carbonara


Ingredientes:

Pasta
Cebolla
Nata
Beicon
Aceite de oliva
Nuez moscada
Pimienta blanca
Sal

Elaboración:

Empezaremos limpiando muy bien una cebolla grande, una vez la tengamos lista la vamos a picar en tiras muy finitas.
Ponemos en una sartén honda un chorrito de aceite de oliva virgen, cuando esté caliente añadimos la cebolla y dejamos que se poche bien. No lo hagas a fuego alto, la cebolla tiene que hacerse despacio para que no se queme.
Mientras se va pochando la cebolla pondremos un caldero con agua para cocer la pasta con un poco de sal y una gota de aceite de oliva para que no se pegue.
Una vez hecha la cebolla añadiremos el beicon en tacos y subimos un poco el fuego para que se haga bien. Cuando esté bien hecho retiraremos el sobrante de grasa ayudándonos de una cuchara.
Hecho el beicon añadiremos la nata para cocinar, una pizca de pimienta blanca, una pizca de nuez moscada y sal al gusto y bajaremos el fuego para que se liguen bien los sabores mientras le damos vueltas y no se espese demasiado.
Cuando la pasta esté cocida le escurriremos el agua y la enfriamos con agua fría, escurrimos bien y la metemos en nuestra salsa hecha en la sartén. Seguimos removiendo y mezclamos la salsa con la pasta hasta que coja bien el sabor.

Chispa:

*Recuerda que la cebolla se debe de hacer a fuego medio para que pase de color blanco a transparente y terminar dorándose.
*El beicon lo puedes picar o comprarlo ya en tacos.
*Te recomiendo utilizar la pasta Gallo 3 minutos, es buena y es cierto lo de los 3 minutos.
*No te olvides de retirar el exceso de grasa del beicon ayudándote de una cuchara.
*Si escurres la pasta y la enfrías con agua ayudará a perder todo el exceso de almidón y no se pegará.
*Ponerle una pizca de pimienta blanca le da un toque especial, pero si quieres con el resto de condimentos está para chuparse los dedos y nada picante.
*Liga bien los sabores despacio sin dejar de remover.