martes, 12 de abril de 2016

Jeans veraniegos customizados


Hoy vamos a preparar nuestro vaquero viejo para el verano. No te lo pierdas, con unos sencillos pasos vamos a dar la nota siendo diferentes y sobretodo originales. Ya sabemos que las mujeres con chispa nos sentimos mucho mejor y orgullosas de nosotras mismas cuando customizamos nuestra ropa.

Paso 1: Elige un vaquero que ya no te pongas, ya sea porque no te gustan los bolsillos, porque sea de campana y no lo quieras utilizar...
Paso 2: Elige hilos de punto de cruz que te gusten, en este caso está hecho con color blanco, pero si lo quieres más animado te recomiendo que utilices colores veraniegos  e incluso atrévete con una madeja de hilo matizado.
Paso 3: La aguja tiene que ser de punto de cruz y mejor si es grande, te será más fácil manejarla y atravesar el vaquero que es una tela un poco más gruesa.
Paso 4: Enhebra tu agua con tu hilo favorito y empieza a coser formas en tu vaquero. Puedes hacer líneas en el bolsillo y cruces como puedes apreciar en la foto. También puedes hacer las cruces en las costuras de los bolsillos.
Paso 5: Haz lo mismo en los bolsillos traseros y dale rienda suelta a tu imaginación.  Mezcla formas y colores.
Paso 6: En la foto no aparece, pero nosotras vamos a cortar el vaquero a la altura que más nos guste, puede ser muy corto, a medio muslo o tipo bermuda, la que más se adecúe a tus gustos y necesidades.
Paso 7: El bajo que hemos cortado tenemos que coserlo. Si tienes máquina de coser puedes hacer un bajo normal y seguir dándola cuerpo cosiendo como el resto y si no tienes máquina no te preocupes, tenemos dos opciones:
  1. Podemos hilvanar un bajo normal como el que haríamos a máquina y una vez hilvanado lo planchamos (todo del mismo tamaño) y ya puedes empezar a coser como antes con los hilos de punto de cruz para seguir decorándolo.
  2. Lo primero sería pasar un hilo en sentido horizontal unos 3cm por encima del corte que nos servirá a parte de para que no se deshilache el pantalón, para seguir decorando. Por debajo de lo que hemos cosido vamos a deshilachar el bajo.
Y ya tendremos nuestro pantalón decorado para el verano por sólo el coste del hilo y la aguja... todas tus amigas querrán uno como el tuyo.
Tienes tiempo para elegir colores y probar formas y texturas antes de que llegue el calorcito, pero no te duermas en los laureles, en menos de lo que crees podrás lucir tus vaqueros customizados veraniegos.