viernes, 18 de noviembre de 2016

Caldo de pollo casero


Como ya os adelanté en el post llamado de 1 plato sacamos 3, hoy vamos a hacer el plato principal de estas tres recetas que es el caldo de pollo casero. Espero que os guste y podáis preparar este plato que tan bien sienta en cualquier momento, pero sobre todo en la navidad. 

Ingredientes:

1/2 pollo.
3 zanahorias grandes.
1/2 cebolla grande.
1 puerro.
3 ramas de apio.
1/2 paquete de garbanzos.
1 pedazo de carne para sopa.
Azafrán.
Sal.

Elaboración:

La noche anterior debemos poner a remojo los garbanzos para que se ablanden.
Lo siguiente será lavar muy bien toda la verdura y deja que se seque. Pela la cebolla y las zanahorias, al puerro hay que quitarle la parte de abajo y la parte superior verde. Mete todas las verduras en la olla menos al apio del que dejaremos una de las ramas apartada para el final.
El pedazo de carne también va a la olla tal cual, pero si tiene mucha grasa puedes quitársela.
Limpia bien el pollo, quita la piel y cuando esté bien limpio mételo en la olla con el resto de los ingredientes.
Los garbanzos también van a la olla cuando los hayas lavado y retirado el agua de remojo.
Y por último añade el azafrán y la sal.
Poner la olla a fuego medio-alto y deja que se haga bien, cuando esté y puedas abrir la olla mete la rama de apio que habíamos dejado apartada para que coja bien sabor, pon la tapa y deja reposar.

Chispa:

*El pollo de corral suele ser bastante sabroso, por lo que te recomiendo que lo utilices.
*Para lavar bien el puerro cuando le quites la parte verde haz un corte en cruz para que entre bien el agua por si quedan restos.
*Dejar un rama de apio para el final ayuda a que coja buen sabor y a que al no ponerlo todo a cocer no coja el caldo un sabor muy fuerte.
*Los garbanzos puedes poner los sueltos, pero para que no te cueste pescarlos en la olla te recomiendo utilizar una malla especial que venden en cualquier tienda de menaje y además es  muy asequible.
*Procura que tanto la carne como el pollo queden bien limpias de grasa para que quede más sano.
*No tengas miedo de utilizar el azafrán, le da muy bien sabor y evitarás tener que utilizar colorante alimentario, siempre y cuando sea un buen azafrán.
*No pongas mucha sal al caldo, aprovecha y rectifica al final cuando ya haya reposado.
*Puedes servir el caldo tal cual o puedes añadirle un poco de zanahoria y pollo de la olla y a parte ponerle fideos o arroz y hacer una sopa.