viernes, 6 de mayo de 2016

La pareja... ideal, correcta, que quiero, con la que sueño... y mira lo que me encuentro. (Parte 2)

Hoy vamos a tratar dos de los puntos que nos dieron como consejo nuestros mayores alguna vez cuando tratábamos temas del amor y la pareja con ellos. Si leíste: La pareja... ideal, correcta, que quiero, con la que sueño... y mira lo que me encuentro (Parte1) sabrás de lo que estamos hablando. Pues empecemos con lo siguiente:
  • La pareja no se busca, se encuentra.
  • Te la encuentras donde menos te lo esperas, en el súper, gimnasio, por la calle, etc.
¿Cuántas veces has escuchado cualquiera de las dos frases anteriores? Pues la cruda realidad es que es así, pero nosotras como si no escucháramos nada... siempre estás esperando encontrarla o buscándola, por ejemplo, en las App de citas que están tan de moda. Bueno, de citas, quería decir de f... y que algunas personas utilizan para encontrar verdaderamente pareja. Vamos a analizarlas detenidamente.

Paso nº 1: Crear un perfil.

Empiezas rellenando el formulario en el cual te preguntan hasta el color del felpudo del vecino. Dependiendo de tu forma de ser responderás, por ejemplo:

Caso 1: Mujer desconfiada, empezarás a mentir en todo lo que respondas, no coincide contigo realmente en nada, excepto en las aficiones... y piensas... "a ver si la gente es sincera por una vez en su vida y la App me busca una persona que sea parecida a mi y con los mismos gustos". ¿En serio?  Acabas de ponerte Pepita de los palotes de nombre y pides que los demás sean sinceros contigo... que buen humor tienen algunas.

Caso 2: Mujer sincera, lo primero que dice es: "A mi estas cosas no me van, pero el mercado está fastidiado, por lo menos aquí conozco gente, me divierto, salgo de casa, no estoy sola y si surge algo... ya se verá". Rellena todo el formulario de "pe a pa" y con observaciones que digan: "Si fumas ni me escribas, si te importan más tus músculos que tu cabeza no estoy para ti y si tardas más en arreglarte al salir que yo... no salgo con mujeres". Puede parecer raro pero, acaban escribiéndole más tíos de los que crees y no para decirla 4 cosas, sino para ligar con ella. Los hombres se creen que cuanto más cabrona eres, menos te tienen que cuidar y pueden ir a lo suyo tranquilos.

Caso 3: Mujer directa, ella dice: "Pues a mi me da igual, yo quedo con todos, en la variedad está el gusto y si puedo... acabamos en su casa". Me parece perfecto, pero luego no vengas quejándote de que te utilizan para eso, ya que, tú eres la primera que dices que si puedes... Un consejo desde mi más humilde opinión, si no sientes con "un tío" no intentes imitarlo, al final siempre sale tu verdadero yo y puedes sufrir. Además, si tan fácil lo pones al que sólo busca desahogarse, te dirá con toda su cara que así era desde el principio, que él siempre ha sido sincero y que si te imaginaste que quería algo más era cosa tuya. Por otra parte, si puedes hacerlo perfectamente sin sufrir, hazlo, tu vida es tuya y nadie manda sobre ella.

Caso 4: Hombre, así de sencillo, simplemente hombre. Rellena el formulario con una sonrisita en la boca sintiéndose cada vez mejor consigo mismo (la mayoría de los hombres suelen tener el ego bastante alto), mientras pone la fotito sin camiseta o la de cara interesante mirando al horizonte (eso ya depende del rango de edad en el que busques), hasta que llega a la parte de aficiones en la que sólo pondrá: deportes, gimnasio, amigos, salir y la playa y si el rango de edad está por encima de los 35 años pondrá también leer. Ja, ja, ja... me hace muchísima gracia esa parte que desde el punto de vista de las mujeres significa:
  1. Gimnasio: que al tío sólo le interesa su cuerpo, se pasa más horas mirándose al espejo que pensando.
  2. Deportes: si ve la tv es para ver fútbol y en el bar con los colegas bebiendo cerveza, por la que mañana no podrá quedar contigo, se pasó bebiendo y tiene doble sesión en el gimnasio como arresto.
  3. Amigos: en cuanto a los amigos quiere decir que primero están ellos, después ellos y por último tú, no te vayas a creer que va a pasar de los colegas de toda la vida para estar contigo, sus amigos son como sus hermanos.
  4. Salir: con respecto a salir es salir de noche con los amigos, no salir a pasear de la mano contigo, para eso ya habrá tiempo cuando sean viejos, de momento le toca salir con los amigos el sábado por la noche, pero no podrá quedar contigo esa misma tarde porque tendrá que depilarse, recortarse la barba, alisarse la moña con la plancha y gastar 3 botes de laca para que no se le mueva ni un pelo. Y yo sólo digo... Que daño ha hecho MHYV en esta gente.
  5. Playa: a todo el mundo le gusta la playa, ya vivas en Madrid o en una isla. El tema es que hay que rellenar un poco más para que los de la App no te pongan pegas.
  6. Leer: leer, leer, algo han leído. Si le gustan los deportes lee el Marca, si te habla de los libros serán los que habrá leído en el instituto, así que, a no ser que tenga muy buena memoria... evita el tema de conversación y si alguno ha leído "recientemente" algún libro será "El Secreto" sobre el cual vamos a abstenernos de opinar, no vayamos a crear una batalla campal.

Bueno, esto es sólo para mirar con un poco de humor el funcionamiento de la sociedad, por supuesto no de toda, de parte de la sociedad hoy en día.
Al fin y al cabo, los mayores con sus refranes tenían, tienen y tendrán razón, y si preguntas a la mayoría de las parejas que conozcas te van a decir que aparecieron cuando menos lo esperaban y donde menos lo esperaban. A unos nos aparece el amor de nuestras vidas en el trabajo después de mucho años viéndose, a otros les aparece en casa porque son amigos de sus hermanos, otros se conocen en un hospital coincidiendo al visitar a un familiar, otros en el baile del pueblo, otros en clase de informática, otros en la playa, pero... lo más importante es que dejes que aparezca en tu vida, porque cuando estamos buscando el amor sin parar, nos volvemos demasiado exigentes y nos hacemos a la idea de cosas que no van a ocurrir y que no pasan en la vida real. Hay que aceptar a las personas que vienen a formar parte de nuestras vidas como son, hay que conocer a las personas e irse enamorando poco a poco, de su forma de ser y sobre todo, enamórate de su esencia. Disfruta de las cosas buenas que quieran ofrecerte para conquistarte y date tiempo para conocerte a ti misma y a ti con él. Cuando leas esto pensarás que es lo mismo que dice toso el mundo que tiene pareja, pero ya llegará la tuya, y piensa que si lo dice todo el mundo... por algo será.
Ábrete al amor, observa, disfruta de la compañía y si aún no la tienes, disfruta de ti misma, eres la mejor.