martes, 5 de abril de 2016

Ensalada California Casera


 Ingredientes:
 
Tomate de ensalada.
Aguacate.
Lechuga.
Nueces.
Cebolla frita.
Beicon.
Aceite de oliva virgen.
Vinagre de manzana.
Sal.
Miel de flores.
Mostaza.
 
Elaboración:
 
Lavar muy bien la base de lechuga y secarla. Lavamos también el tomate de ensalada y el aguacate.
Cuando esté bien seca la lechuga la ponemos de base. Picamos el aguacate fino y lo ponemos encima. El tomate lo picamos en gajos iguales y lo ponemos en el centro de la ensalada como si fuera una flor.
Mientras, vamos a poner el beicon en una sartén al fuego para hacerlo bien tostado y suelte toda la grasa. Cuando esté hecho vamos a escurrirlo muy bien con papel absorbente. Una vez escurrida bien la grasa sobrante lo vamos a poner en el centro del tomate como podemos ver en la foto.
Es hora de poner las nueces y la cebolla frita por toda la ensalada, la cantidad es cuestión de gustos.
Por último vamos a hacer la vinagreta del miel y mostaza. En un vaso vamos a añadir aceite de oliva virgen, mostaza, miel y un chorrito de vinagre y además unas piedritas de sal gruesa. Cuando tengamos todos los ingredientes en el vaso vamos a remover muy bien hasta que se mezclen todos los ingredientes y no se diferencien unos de otros. Rociaremos la ensalada con nuestra vinagreta y listo, tenemos una ensalada para deleitar el paladar de cualquiera.
 
Chispa:
 
*Puedes utilizar las bolsitas de mezcla para ensaladas que venden preparadas en el súper, la mejor que le va es la 4 estaciones y la primavera.
*El beicon también se puede comprar ya cortado en taquitos pequeños para que no tengas que estar cortándolo.
*La cebolla puedes hacerla tu misma o comprar la cebolla frita que viene para los perritos calientes.
*Vinagreta:
  • Lo importante a la hora de hacer la vinagreta son las proporciones, siempre lleva el doble de aceite que de miel y mostaza, es decir, la miel más la mostaza tienen que ser igual a la cantidad de aceite.
  • No te olvides de poner unas piedras de sal gruesa.
  • El vinagre debe de ser de manzana para que no reste el sabor al resto de ingredientes y poner la mitad de cantidad que de miel o mostaza.
  • Lo mejor es no pasarse con los ingredientes, probar y rectificar.