miércoles, 20 de enero de 2016

Patatas enharinadas con beicon

Esta receta me la hacía mi madre muy de vez en cuando  siendo pequeña, ya que, tiene bastantes calorías y no es algo que debamos comer muy a menudo, pero está muy buena y si la hacemos una vez cada seis meses, por ejemplo, la disfrutaremos y la recordaremos con gusto.
 
 
Ingredientes:
 
Patatas o papas.
Beicon.
Harina.
Aceite.
Sal.
Perejil.
 
 
Elaboración:
 
Lavamos bien las papas, las pelamos y las cortamos en cuadraditos no muy grandes, como para la tortilla de papas.
Ponemos una sartén con abundante aceite a calentar a fuego medio-alto.
Cogemos una cuchara sopera y la llenamos de harina, vamos a ponerla poco a poco en la sartén mientras removemos para disolverla con la otra mano cuando el aceite esté caliente.
Veremos que el aceite cambiará de color y se pondrá más blanquecino y opaco.
Cuando tengamos la harina bien disuelta metemos a freír las papas.
Cuando las papas estén medio hechas, ponemos dentro de la sartén de forma repartida el beicon  y también dejamos que se fría.
Cuando la papa esté bien hecha lo sacamos todo poniéndolo en una fuente con papel absorbente para que se quede en él el exceso de aceite.
Cuando esté bien escurrido el aceite quitamos el papel y ponemos la sal fina y el perejil cortado muy finito.
 
Chispa:
 
*El beicon lo podemos comprar en tiras y cortarlo. Yo lo que hago es comprarlo ya en un blíster cortado en taquitos y lo vierto directamente en la sartén.
*El aceite no recomiendo que lo vuelvas a utilizar, ya que, con la harina es difícil colarlo para volver a aprovecharlo y el beicon le deja sabor. Mejor es que hagamos la receta muy de vez en cuando y así no nos importará el aceite.
*El perejil puede ser fresco o deshidratado. Esta vez lo utilicé deshidratado, lo venden en supermercados en la parte de los condimentos.
*La cantidad de harina es opcional, puedes poner una cucharada sopera o más, eso depende de cómo te gusta que queden. Las de la foto tienen 2 cucharadas soperas de harina en el aceite.