miércoles, 10 de febrero de 2016

Que no te piquen los ojos al cortar la cebolla

La cebolla es un vegetal que utilizamos prácticamente en el 90% de nuestras recetas. El problema es que muchas veces se nos hace insufrible el tener que pelarlas y picarlas por el lagrimeo y escozor que nos provoca.
Empecemos sabiendo que lo que nos provoca la cebolla en los ojos se debe al sulfóxido de tiopropanal, una molécula pequeña, por lo tanto es volátil (se evapora fácilmente) y se mete fácilmente en la nariz y los ojos. Los sensores del ojo que lo protegen de sustancias nocivas son activados y mandan una orden al cerebro para producir grandes cantidades de líquidos (lágrimas) para lavar el ojo y liberarlo de la sustancia nociva. Algo similar sucede en la nariz.
 
Solución:
 
Hay que enfriar las cebollas en el refrigerador o si tienes mucha prisa en el congelador, antes de cortarlas. Las enzimas trabajan más lentamente cuando están frías. Entonces al cortarlas frías las enzimas que promueven la producción del gas lacrimógeno actúan más lentamente y así no lloraremos como antes.
Utiliza un buen cuchillo que esté bien afilado para que se corte bien y que no se escache.
¡Ojo! La técnica de la foto sí que es infalible, no creo que así nos molesten los ojos ni la nariz. XD